viernes, 6 de julio de 2012

Que violento...!

Una observación:

Yo me he criado con todo tipo de dibujos animados violentos o sobre humor físico, he leído montones de libros y comics donde aparecen peleas y guerras, me he visto montones de pelis en las que salen cabezas cortadas, llevo en Judo desde los 10 años y muchos alumnos del cole donde yo estudiaba de joven se peleaban.
Y aun así, después de años de absorber tanta violencia por cualquier medio... soy pacifista, no me gusta pelear.
A lo que voy es, la gente durante años se ha quejado de que sus hijos se pelean o por las nuevas tecnologías o porque otros niños les han incitado, porque claro, sus "hijitos del alma" no han podido haber empezado una pelea. Yo he contemplado la violencia por todo tipo de medios y formas, y aun asi, no me gusta insultar gratuitamente, ni hacer daño a la gente, ni nada por el estilo. ¿Curioso, verdad?
Creo que las razones principales de que no me guste pelear es porque desprecio sentir odio o rencor por alguien, me hace sentir muy mal, es mi naturaleza. También es porque en Judo me enseñaron a "defender" y no a "pelear", aunque hay mucho descerebrado que no ven la diferencia. 
Muchos animales, en sus primeros años de vida se pelean para jugar, para defender o lograr algo ¿Los seres humanos, porque peleamos? ¿Autoestima, una falsa sensación de respeto, miedo, frustración...? Si es que todo es cuestión de educación y de no buscar excusas, como con todo en esta vida.




1 comentario:

  1. ¿Por que nos peleamos?
    Tu lo has dicho con tu ejemplo de los animales: instinto.
    Si vas a una jungla de gorilas, el gran cacique de espalda plateada te arrancara la cabeza si cree que eres una amenaza para él, sus crías, sus hembras, su alimento o su hábitat... y los seres humanos también.

    Tratamos de reprimir esos instintos, creando una "sociedad" y todo un cumulo de leyes y organismos policiales que mediante la fuerza tratan de suprimir que nos dobleguemos unos a otros mediante la fuerza... Irónico ¿no?

    Pero al imponer el "orden" y la "justicia", el ser humano se ha visto obligado a canalizar sus violentos instintos de territorialidad y auto conservación mediante luchas de gladiadores, justas medievales, corridas de toros, el fútbol...

    Pues sí, somos animales violentos; no hay remedio. Pero como tu bien dices, no hay que buscarle excusas. Si se impone disciplina y aprendes que tienes que emplear toda tu rabia y violencia corriendo detrás de un balón, pegándote en un tatami o incluso dibujando perversas sátiras en una tira cómica; no tendrás necesidad de partirle la cara a un borracho o de insultarle a un negrito.

    Somos lo que somos.
    Pero si un lobo puede ser un perro, nosotros podemos intentar ser personas.

    ResponderEliminar